EL CONTINENTE ANTARTICO
Formación.
Deriva Continental.

De acuerdo a la teoría de la deriva continental del científico alemán Alfred Wegener, hace trescientos o cuatrocientos millones de años,  existió en nuestro planeta un solo Continente o masa de tierra, el cual era llamado Pangea, (toda la tierra), posteriormente, las diferentes fuerzas de la tierra, habrían provocado el fracturamiento de este continente, formándose el Hemisferio Norte, la Laurasia y el Hemisferio Sur, Gondwana. Sucesivamente, los bloques habrían seguido separándose para formar los actuales continentes.

Antártica.
Las semejanzas entre plantas y animales fósiles encontrados en la antártica con las de otros continentes, refuerzan la idea que tuvo una ubicación más al Norte, estimándose que el actual Continente Antártico habría tomado su actual ubicación hace unos treinta a cuarenta millones de años.

La Capa de Ozono.
El ozono es un gas que se presenta en forma natural en la atmósfera (estratósfera). Se forma cuando la luz ultravioleta disocia las moléculas de oxígeno en átomos, los que se vuelven a combinar con otras moléculas de oxígeno formando ozono. Cuando se disminuye la capa de ozono en la estratósfera provoca un aumento de los niveles de radiación ultravioleta que llegan a la superficie de la tierra. Este aumento puede producir en las plantas y animales incluyendo al hombre algunas enfermedades de la piel. La disminución de la capa de ozono, se viene registrando en la estratósfera de la antártica desde hace unos 20 años y es un problema de gran preocupación de los científicos a nivel mundial. 

Estructura.
Cordillera  transantártica.

La Antártica es un continente, que está separado por una cadena montañosa, (Transantártica) que es como su espina dorsal y se extiende unos 4.000 Kms. aproximadamente, desde Tierra Reina Victoria hasta la Costa Occidental en la Tierra de la Reina Maud.

Antártica Oriental o Mayor.
La mayor parte, llamada región de la Gondwana, (Antártica Oriental), es la más antigua, pues el estudio Geológico de su estructura, así lo ha demostrado. 

Antártica Occidental o Menor.
La Región Andina, más joven, es estructuralmente una continuación de la Cordillera de los Andes. Esta ligada a América del Sur, por la Cordillera de Scottia, parcialmente sumergida, que se extiende unos 3.200 Kms., y emerge en las Islas Orcadas del Sur, Sándwich del Sur, Shetland del Sur y Georgias del Sur (Arco Antillano Sur) y, en la Tierra de O´Higgins.

Hielos.
Características.
El manto de hielo cubre el 98 % del Continente Antártico dejando solo al descubierto unos 260 mil Km2., lo cual es posible apreciar en la Península Antártica, islas adyacentes y las costas que la rodean.

Espesor.
La capa de hielo tiene un espesor promedio de 2.000 a 2.500 metros  pero en ciertos lugares sobrepasa los 4.500 mts., convirtiendo la antártica en el continente más frío e inhóspito para el desarrollo de la vida.

Hielo Dulce.
Llamado también continental proviene de la condensación del vapor del agua  que se transforma en nieve, y que sepultada por capas sucesivas necesita siglos para que se transforme en hielo.

Hielo Salado.
Se origina por el congelamiento del agua de mar; posee propiedades diferente a la anterior y en las regiones con un clima menos frío se derrite en la época estival, se denomina Pack . Ice.

Barreras de Hielos.
El hielo dulce da origen a los glaciares y al hielo en forma de barrera o plataformas, los cuales no permanecen estáticas, sino que se desplazan hacia el mar y dan origen a los témpanos (Icebergs).
Las más importantes son la gran Barrera de Ross, tan extensa como la superficie de Francia y la Barrera de Filchner, de esta última se desprenden inmensos témpanos, característicos de los Mares Antártcos.        

El Clima.
Temperatura.
La Antártica es el más frío de todos los continentes, incluso, contrariamente a lo que podría pensarse, es más frío que el Artico, pues la temperatura de verano en el Polo Sur, llega a ser similar a la de invierno, en el Polo Norte.
Tal es así, que en la estación antártica soviética "Vostok" se llegó a registrar la temperatura más baja medida alguna vez en la tierra - 89,2º C., el 21 de Julio de 1983.
Sin embargo, en la zona costera la temperatura nunca es tan extrema. Allí la mínima alcanza a -40º C (bajo cero) en pleno período invernal. En verano, en cambio - siempre en la costa - la temperatura media del aire oscila alrededor de los - 5º C (bajo cero). En la Península Antártica e islas adyacentes, puede ser ligeramente superior sobre cero grado.

Precipitaciones.
Para sorpresa de muchos - en el continente que guarda la mayor reserva de agua del planeta - la precipitación es escasa, no estacional y cae mayoritariamente en forma de nieve y agua nieve.
La zona de la Península e islas adyacentes es la más húmeda, en tanto que en la costa continental - menos húmeda - suelen caer entre 200 y 250 mm., de lluvia durante el año.
En general, la precipitación media anual para toda la antártica es de 100 mm., con un equivalente de agua de apenas 30 mm.

Vientos.
La capa de hielo que cubre prácticamente todo el continente, es una fuente poderosa de aire frío, que al encontrarse con las masas de aire caliente que bajan de la atmósfera forman fuertes vientos que se desplazan hacia la costa.
Estos vientos que soplan en forma permanente son llamados catabáticos.
Las ventiscas - asociadas a sistemas frontales - son bastante comunes en toda la zona de la Península Antártica, incluyendo los archipiélagos vecinos. Con una duración que puede variar de algunas horas a varios días; estas ventiscas suelen alcanzar velocidades de 50 nudos o más (casi 100 Km. por hora).

 

Nubosidad.
En la  misma área peninsular se observan en general variados tipos de nubes, pero la más típica es la llamada "Stratus" que tiene forma de una capa extensa que cubre todo el cielo a bajas alturas. Los períodos de cielo completamente despejado difícilmente duran más de 24 horas.

Visibilidad.
Diversos fenómenos, tales como lloviznas, nevadas y ventiscas reducen frecuentemente la visibilidad horizontal. Igualmente esta reducción suele ocurrir a veces a causa de nieblas de diversos tipos y orígenes, a pesar del fuerte viento.

Nevadas.
A excepción de las Islas Shetland y la parte norte de la península, donde en el verano es posible que hayan precipitaciones acuosas, en el resto del continente, estas precipitaciones serán siempre de nieve y son abundantes.

Flora.
Terrestre.
Durante el verano las plantas terrestres crecen sobre el suelo, en los sectores costeros desprovistos de hielo y nieve, como asimismo en las rocas y paredes rocosas en las zonas interiores.
En la flora terrestre encontramos las plantas con flores (clavelito antártico y pasto antártico), los líquenes (grupo vegetal más abundante), musgos hepáticas, hongos y algas terrestres.

Acuática.
En cuanto a la vegetación acuática, se desarrolla en el mar o en depósitos de agua dulce y está constituida por organismos que flotan libremente (plantónicos) o que se fijan en el fondo (bentónicos).
Los diferentes grupos que conforman la vegetación acuática son: las algas marinas, algas de agua dulce, algas de las nieves, bacterias acuáticas, y bacterias del suelo.

Fauna.
Peces.
La mayoría de los peces antárticos, son endémicos, es decir no existen en otros mares que no sean los que circundan ese continente, situación que está determinada principalmente por la convergencia antártica.
El mayor número de especies está representado por : los bacalaos antárticos de las familias Gadidae y Nototheniidae. Los peces dragones de la familia Bathydraconidae y los peces del hielo o nylon de la familia Channichthyidae.

Aves.
Las aves antárticas solo viven en las zonas costeras e islas adyacentes en los períodos de verano, siendo las principales especies: Skúa antártica (Catharacta maccormicki), Skúa austral (Catharacta lombergi), Gaviota común (Larus dominicanus), Gaviota Antártica (Larus sp.,), Cormorán antártico (Phalacrocorax sp.,), Petrel gigante (Macronectes giganteus), Gaviotín ártico (Sterna paradisaea), Gaviotín antártico (Sterna vittata), Petrel del cabo (Daption capense), Petrel plateado (Fulmarus glacialoides), Petrel de las nieves (Pagodroma nivea), Petrel antártico (Thalassoica antarctica), Petrrel de wilson (Oceanites aceanicus) y Paloma antártica (Chionis alba)
Entre las aves que habitan la antártica se encuentra un grupo de aves primitivas que perdieron la propiedad de volar hace millones de años, desarrollando en cambio una capacidad para sobrevivir en su elemento natural que es el agua, ellos son los pingüinos, las aves mejor adaptadas al ambiente marino.
Tienen una altura que oscila entre 38 y 119 cms., se alimentan de peces, calamares y crustáceos y son capaces de vivir por largo tiempo sin alimento.
Las especies más conocidas de pingüinos son: Emperador (Aptenodytes forsteri), Papúa (Pygoscelis papua), Adelia (Pygoscelis adeliae), Antártico (Pygoscelis antarctica), Penacho amarillo (Eudyptes chrysocome) y Macaroni (Eudyptes chrysolophus).
La Antártica Continental, especialmente la Península Antártica, son lugares ideales para millones de aves solo en el período de verano, factor que está determinado por el clima y la abundancia de alimentos, sin embargo, en el período invernal estas aves emigran hacia el norte, con excepción del Pingüino Emperador que se reproduce sobre el hielo antártico en dicha estación.

Mamíferos marinos.
Las especies de mamíferos marinos que frecuentan aguas antárticas o que viven permanentemente sobre el hielo son las llamadas Cetacea y Pinnipedia:
Cetácea o cetáceos, son mamíferos que no presentan extremidades posteriores y que poseen una aleta caudal horizontal. Se clasifican en dos grupos:
Cetáceos sin dientes, filtran el alimento por medio de láminas córneas bucales que se denominan “barbas”, razón por la cual el grupo se llama  Mysticeti en latín o mistícetos en español. Su alimento principal es el “Krill”, consumiendo también calamares y peces pequeños. Las principales especies son: Ballena azul o rorcual gigante (Balaenoptera musculus), rorcual común (Balaenoptera physalus), rorcual de Rudolphi (Balaenoptera borealis), rorcual jorobado (Megaptera novaeangliae), rorcual pequeño (Balaenoptera bonaerensis), ballena franca del sur (Eubalaena australis).
Cetáceos con dientes, razón por la cual se les denomina Odontoceti en latín u odontocetos en español. Su alimento principal son los calamares y peces grandes, incluso una especie, la orca (Orcinus orca) consume calamares, peces, crías de focas, crías de lobos marinos y pingüinos adultos. Las especies principales son:
Cachalote (Physeter catodon), hiperodonte del sur (Hyperoodon planifrons), zifio de arnoux (Berardius arnuxii), delfín cruzado (Lagenorhyuchus cruciger), calderón negro (Globicephala melas), entre otras.
Pinnipedia o pinnipedios, son mamíferos que tienen las cuatro extremidades transformadas en aletas y que mantienen su cola, aunque ésta es muy corta. Se clasifican en dos grupos:
Focas. Existen cinco especies que viven todo el año en aguas y hielos antárticos y, una especie en tierra durante la primavera y verano, la foca elefante(Mirounga leonina), ésta especie es la mas grande y la mejor buceadora.
La foca más numerosa es la foca Cangrejera (Lobodon carcinophagus), la más austral de todas es la foca de Weddell (Leptonychotes weddellii), la más voraz es la foca Leopardo (Hydrurga leptonyx) y la menos conocida es la foca de Ross (Ommatophoca rossii).
Lobos marinos. Existen dos especies:
La más numerosa el lobo Fino Antártico (Arctocephalus gazella) y el lobo Fino Subantártico (Arctocephalus tropicalis)

El Krill.

Es un pequeño crustáceo semejante a un camarón de tres a cinco centímetros de largo, sirve de alimento a peces, calamares, cetáceos, focas y aves, se distribuye en todo el ecosistema marino antártico.